sábado, 8 de mayo de 2010

Lila Downs anuncia el logro de la meta en la Campaña de recaudación del Fondo Guadalupe Musalem


www.propuestaoaxaca.com


Lila Downs anuncia el logro de la meta en la Campaña de recaudación del Fondo Guadalupe Musalem


Cada año adicional de escolaridad en una joven reduce hasta en un 10% su fecundidad y baja entre un 5% y un 10% el riesgo de la mortalidad infantil de sus hijos


Oaxaca, Méx. 07 Abril 2010.- El dicho: “Educa a una mujer y educarás a una familia” se encuentra ya ampliamente documentado por las organizaciones internacionales y organismos multilaterales como la ONU y el Banco Mundial que aseguran que garantizar una educación de buena calidad a niñas y jóvenes constituye una de las armas más poderosas para reducir la pobreza y la desigualdad así como promover un desarrollo más sostenido, afirmó Olga Lydia Calderón Zarate, Presidenta del Grupo de estudios sobre la Mujer “Rosario Castellanos” A.C., al anunciar junto con la cantante Lila Downs, que se rebasó la meta de recaudación de este año, al llegar a los $868,740.00 pesos los donativos, que permitirán que 20 nuevas jóvenes puedan incorporarse al Fondo de becas de esta institución.



En una reunión con donantes mayores como Rexona, Fundación Lucha por ti, Proveedora Escolar, entre otros, Ximena Avellaneda Díaz, socia de esta organización, abundó que el acceso a la educación, permite a las personas leer, razonar y tomar decisiones más informadas así como mejorar los niveles de vida.


“En el caso de las mujeres los estudios han concluido que sin acceso a la educación les será muy difícil conseguir un sustento seguro y estable, se reducen las posibilidades de negociar el poder dentro de la vida en pareja, les es prácticamente imposible acceder a la toma de decisiones en el ámbito político y aumenta en un alto grado su vulnerabilidad.


Los estudios realizados demuestran que cada año adicional de escolaridad en una joven reduce hasta en un 10% su fecundidad y baja entre un 5% y un 10% el riesgo de la mortalidad infantil de sus hijos. Adicionalmente las niñas con una mejor educación sexual exhiben menores tasas de embarazos adolescentes, el riesgo de adquirir enfermedades de transmisión sexual y de contagio por VIH/Sida”.


UNICEF confirma lo dicho al asegurar que la educación es fundamental en cualquier sociedad y sin embargo es muy alto todavía el número de niños y en particular niñas que no gozan de los beneficios de la educación.


Un estudio llevado a cabo por el Population Council informa que más de 130 millones de niños y niñas que deberían estar estudiando la primaria no lo está, y dos terceras partes de estos son niñas. Por el contrario niñas que logran seguir dentro del sistema educativo tendrán mayores posibilidades de retrasar el primer embarazo, de elegir al compañero, de tener menores complicaciones durante el embarazo y parto disminuyendo en gran medida el riesgo de muertes maternas cuando llegue el momento.


En el ámbito educativo, la educación de las niñas y jóvenes mejora sus condiciones de salud al aumentar su acceso y uso de la información y el uso de servicios de salud para ella y su familia. “Aunque estos conceptos están ampliamente difundidos, en estados como Oaxaca persisten aún situaciones que tienen que ver con la existencia de estereotipos culturales que asignan a las mujeres valores que tienen que ver exclusivamente con el trabajo doméstico y la crianza de los y las hijas, con el machismo existente, con el peso de la tradición y la dinámica familiar existente y con aspectos que tienen que ver con la costo de la educación y la economía familiar, en muchos casos la inseguridad sobre todo para las niñas en el traslado a los centros escolares que las mantienen al margen del sistema educativo”.


Ante esta realidad, en 1995 las socias del Grupo de estudios sobre la mujer Rosario Castellanos A.C. con una visión futurista crearon el Fondo de Becas Guadalupe Musalem con la esperanza de contar con un espacio en el que jóvenes indígenas oaxaqueñas de escasos recursos y en peligro de desertar del sistema educativo pudieran seguir estudiando. En una sociedad donde el 23% de las jóvenes indígenas ya están viviendo en pareja a los quince años y el promedio de educación para las niñas es de sexto grado de primaria este tipo de apoyo educativo no solo resultaba importante sino fundamental para el futuro de las jóvenes.


De esta manera, se cerró con éxito esta fase de la campaña 2010, “Tu donativo cambia su vida”. La convocatoria para acceder al Fondo de becas Guadalupe Musalem, está abierta. Mayores informes en la página www.gesmujer.org o a los teléfonos 5146927 y 5166810.


FUENTE: COMUNICADO

PROPUESTA OAXACA

‘UN ÍCONO DE INFORMACIÓN’