martes, 23 de noviembre de 2010

Periodistas de Oaxaca, tercer encuentro. Crónicas de la ínsula


www.propuestaoaxaca.com

Cuauhtémoc Blas

Periodistas de Oaxaca, tercer encuentro. Crónicas de la ínsula

En solidaridad con Rebeca Luna, periodista agredida ayer en Oaxaca

Oaxaca, México. 23 Noviembre 2010.- En materia de periodismo oaxaqueño hay mucho que avanzar. Buena parte del público debe demandarlo, y buena parte de los comunicadores buscarlo. Aún con las muy escasas herramientas académicas e intelectuales con que nos proveen nuestros escuelas básicas y superiores oaxaqueñas. Lo determinante del medio social predominante no es cualquier cosa. Situaciones que son tradición y dique, que son la cubeta destapada de cangrejos con que nos ilustran a los oaxaqueños. O el lugar común del queso enredado, el quesillo.

En materia de comunicación son muchos temas que analizar, que discutir, experiencias que intercambiar. Desde hace 12 años Oaxaca empezó a descomponerse más, agudizó su caída. Incluso las reuniones gremiales de comunicadores casi desaparecieron. En el nacimiento de la Asociación de Periodistas de Oaxaca (APO) la más antigua de la entidad y del país, con 33 años de fundada, menudearon los seminarios, cursos, conferencias, encuentros de comunicadores.

Nadie de esa época olvida las históricas charlas, en la vieja casona de avenida Juárez, de Manuel Buendía, entre los más destacados periodistas del siglo pasado. Los cursos y talleres, la cercanía con los colegas oaxaqueños en el Distrito Federal: el arribo de casi todos ellos a Oaxaca, que hace un par de décadas hizo posible Juan Manuel Vignon. Hasta el recién desaparecido cantante de Tuxtepec Héctor Meneses llegó entonces.

Si bien nunca ha sido posible formar un solo frente que defendiera el derecho a la libertad de expresión, la dispersión no era tanta. Incluso, la sola amplia asociación ofrecía una imagen de mayor solidez y brindaba mayor respeto al trabajo del gremio. Hoy mucho ha cambiado y no para bien. Pero bastante de ese cambio es propiciado por algunos comunicadores, que se ligan tanto al poder y pierden los límites que hay entre éste y el periodismo. Hace un tiempo un colega nos decía condescendiente en un programa de radio al que fuimos invitados que “la disidencia no es mala”. Olvidaba él que el periodismo no es disidencia, es crítica. Hablaba como político en el poder.

En la medida que los gobiernos se endurezcan, la represión a la prensa aumenta. Los gobiernos autoritarios no soportan la crítica, la detestan, la quieren eliminar. De ahí que prefieran sólo fiestas de cantina para los comunicadores en vez de reuniones útiles. O de plano disolver todo. En este sexenio que (por fin) culmina, incluso hasta las tradicionales reuniones del gobernador con editores y periodistas fueron eliminadas. El desdén fue total, la animadversión a los medios y comunicadores fue abierta. El mayor desatino contra la prensa de la historia reciente se dio con la invasión a este diario Noticias. Todo dentro de la alta política pública gubernamental diseñada desde el arranque: pelearse con todos.

En medio de este ambiente adverso, sin embargo, fue necesario bregar. Por eso desde diciembre de 2007 para festejar el 30 aniversario de la añosa APO, se realizó el Primer Congreso de Periodistas, con el tema central de “Periodismo: Privilegio, Responsabilidad y Riesgo”; en noviembre de 2008 se efectuó el Encuentro “Periodismo bajo condiciones de riesgo”; en noviembre de 2009 otro con el tema “Tendencias actuales del periodismo”. La asistencia de periodistas de Oaxaca, de las regiones, se ha incrementado. Así como la de presencia de colegas de otras entidades. Los aprendizajes e intercambio de experiencias son apreciables; aun la sola reunión ya es alimentadora. Estas reuniones son organizadas por la revista En Marcha y La Voz del Pacífico Sur de Huatulco.

Este año, el Encuentro de Periodistas Oaxaca 2010 será con más temas y actividades los días 26 y 27 de noviembre bajo el tema actual de la entidad “Periodismo y transición”: Exposición de caricaturas de moneros de la revista nacional “EL Chamuco” y los hijos del averno; otra del oaxaqueño que incursiona con éxito en esa misma difícil rama del periodismo que es la caricatura: Mario Osiris Benavidez Morín (“BenMorín”), quien trabaja en “El Chamuco” y en “El Gráfico de El Universal” de la ciudad de México.

También estarán este año académicos como José Antonio Crespo del Centro de Investigaciones en Docencia y Desarrollo Económico (CIDE) con su ponencia magistral “Democratización y medios de comunicación”. Julio Hernández López de “La Jornada” con su conferencia magistral de la tarde del primer día: “Alternancia y transición en México”. Gerardo Albarrán de Alba de Proceso, con la magistral del sábado a medio día: “Ética y transición”.

De Michoacán participará Francisco García Davish, de Quadratín, con la conferencia “La experiencia de la alternancia en Michoacán”. De Chiapas, Isaín Mandujano de Proceso con el tema “La alternancia en Chiapas”. Fátima Monterrosa de “Punto de Partida” con medios masivos y transición. El sábado, Julio Hernández hará la presentación del libro “Oaxaca 2006: Autoritarismo, mitos y daños”. Largo sería apuntar a todos los participantes que platicarán de sus conocimientos y experiencias, de su trabajo periodístico en Oaxaca. Uno de los objetivos centrales justifica y anima este Encuentro: intercambiar experiencias y tratar de enriquecer la calidad de la información que se brinda a la sociedad, al público, al lector.

blaslc@yahoo.com.mx

www.revistaenmarcha.com.mx

PROPUESTA OAXACA

‘UN ÍCONO DE INFORMACIÓN’