lunes, 11 de febrero de 2013

Benedicto XVI y las crisis del Vaticano



Benedicto XVI y las crisis del Vaticano

En su pontificado, el Papa sorteó acusaciones de presunta corrupción financiera en la Santa Sede.

México. 11 Febrero 2013.- LA RENUNCIA/ Joseph Ratzinger fue elegido como Papa número 265 de la iglesia católica el 19 de abril de 2005. Ese año, la revista Time lo incluyó en su edición del Personaje del Año.

En 2011, la publicación destacó a Benedicto XVI en su top 10 del año por las disculpas que ofreció a los cristianos por la violencia en nombre de la fe a lo largo de la historia, incluyendo las guerras santas, la inquisición y las cruzadas.

El pontífice anunció este 11 de febrero que presentará su renuncia el 28 de febrero debido a su edad avanzada y la poca fuerza para seguir ejerciendo su cargo

Su legado estará marcado por los escándalos de pederastía y su abierta oposición al aborto y al matrimonio entre personas del mismo sexo.

El Vaticano se vio afectado por cuestiones financieras y supuestos malos manejos de dinero. Sin embargo, Benedicto XVI llevó a la iglesia católica a la era de la tecnología para evitar la pérdida de feligreses.

Te presentamos los casos más sobresalientes.

VATILEAKS

Durante el primer trimestre de 2012, la iglesia católica enfrentó una severa crisis luego de que un mayordomo robó documentos que señalaban supuestas conspiraciones entre cardenales y operaciones corruptas entre líderes católicos y empresarios italianos.
El empleado de nombre Paolo Gabriele hurtó notas y correspondencias entre el Papa y su secretario privado. Parte de los documentos se filtró a la prensa europea.

Tras el escándalo, el entonces presidente del Banco del Vaticano, Ettore Gotti, fue cesado del cargo por no realizar su trabajo en un momento crítico.

El banco estadounidense JPMorgan cerró la cuenta del Banco del Vaticano en Italia por las sospechas sobre la transparencia financiera de la sede católica.

CRISIS ECONÓMICA

En 2011, el Vaticano reportó una pérdida de 14,890 millones de euros debido a la crisis económica mundial.
El Estado Vaticano, que comenzó a publicar sus reportes financieros en 1981, obtiene sus recursos de varias fuentes, entre ellas las inversiones, ingresos por bienes raíces y donaciones de personas que profesan la fe Católica, diócesis e instituciones.

También tiene un presupuesto separado para los museos y la oficina postal, que recibe recursos de la venta de estampillas, monedas, medallas, así como cuotas de entrada a los museos y ventas de publicaciones.

Recibe recursos de la colecta anual entre las diócesis y donaciones directas conocida como el Óbolo de San Pedro, que se utiliza para obras de caridad.

Adiós a las tarjetas bancarias

A partir de enero de este año, los empleados, visitantes y turistas que deseen comprar algún recuerdo o contraten servicios en el Vaticano no podrán pagarlos con tarjetas bancarias, de débito o de crédito.
Las autoridades anunciaron que las únicas formas de pago admitidas serán el efectivo, los cheques y tarjetas electrónicas emitidas por el Instituto para las Obras de Religión (coloquialmente conocido como Banco Vaticano).

"El bloqueo de las tarjetas fue originado por el hecho que las relaciones de algunas oficinas de la Ciudad del Vaticano con uno de sus prestadores de servicios para el uso de las tarjetas, está pronto al vencimiento", informó el portavoz de la Santa Sede, Federico Lombardi.

"Están en curso contactos con diversos proveedores o prestadores de servicio. Se prevé que la interrupción del uso de los servicios vinculados a las cartas de crédito será breve", agregó.

La tecnología

A pesar de no ser un usuario frecuente de la tecnología, Benedicto XVI hizo que los discursos de la iglesia católica llegaran a Internet para evitar la pérdida de feligreses.
En enero, el Papa estrenó su canal en YouTube.

El 22 de mayo de 2009, el Vaticano lanzó una aplicación llamada 'The pope meets you on Facebook', la cual permite a los feligreses seguir las actividades del pontífice, descargar sus discursos en smartphones, acceder a fotografías y leer mensajes.

A finales de 2012 se creó la cuenta del pontífice en Twitter y estableció un récord en retuits por parte de sus seguidores.

El Papa tuitea en inglés, alemán, italiano, francés, español, portugués, polaco y árabe, y pronto añadiría mensajes en latín y chino. (cnnexpansion.com)

PROPUESTA OAXACA
‘UN ÍCONO DE INFORMACIÓN’