domingo, 27 de enero de 2013

Sones y jarabes harán sonar el órgano de Catedral de Oaxaca



Sones y jarabes harán sonar el órgano de Catedral de Oaxaca

Cecilia Winter en el órgano y el Mtro. Valentín Hernández en las percusiones ofrecerán una Guelaguetza musical este lunes a las 20 horas

Oaxaca, México. 27 Enero 2013.- Este lunes 28 de enero, el órgano de la Catedral de Oaxaca emitirá su canto para atraer a los oaxaqueños a través de una fiesta de jarabes y sones. A las 20 horas, la Mtra. Cecilia Winter en el órgano y el Mtro. Valentín Hernández en las percusiones ofrecerán una Guelaguetza musical, para recibir a cambio el aplauso y el cariño para uno de los instrumentos más bellos de México.

Con repertorio que inicia con Las Mañanitas y el Jarabe del Valle, las manos de Winter y Hernández nos tomarán para llevarnos a recorrer las ocho regiones de Oaxaca. Así, composiciones como Pinotepa, La Sandunga y Flor de Piña brotarán de uno de los instrumentos más antiguos y de mayores dimensiones que poseemos los oaxaqueños.

Sin duda el órgano barroco de la Catedral de Oaxaca, fabricado en 1712, es actualmente el instrumento antiguo más vivo del estado, debido a recientemente se le ha reincorporado a las celebraciones eucarísticas de los domingos.

“Su sonido es un imán que atrae a las personas que caminan por el Zócalo y la  Alameda, además, su trascendencia en el tiempo llama la atención de los amantes de la música de todo el mundo”, señaló emocionada Cecilia Winter, directora del Instituto de órganos Históricos de Oaxaca (IOHIO), al anunciar este concierto.

La organista  reveló que investigaciones recientes han revelado que existían al menos dos órganos anteriores en la Catedral. “Un órgano pequeño importado de España, de la Ciudad de México o de Puebla, ya estaba en uso en el rústico edificio que ocupaba la primera Catedral hacia 1544”

Explicó que se conoce que hasta principios del siglo XX, siempre existieron al menos dos órganos en la Catedral colocados sobre la galería del coro, el de mayor tamaño en el lado derecho del altar mayor (Epístola) y el más pequeño en el lado izquierdo (Evangelio).

“Por  toda esta historia y la importancia que representa este instrumento, es importante que todos vengan al concierto, que es de entrada gratuita. Estoy segura que les van a encantar los sonidos y harán de este órgano un legado muy apreciado”.

Finalmente, Winter acotó que a una distancia de 300 años de su construcción, el órgano de la Catedral de Oaxaca “está vivo y sano, y es un testigo del glorioso pasado de Oaxaca y un digno participante en su dinámico presente cultural”.

PROPUESTA OAXACA
‘UN ÍCONO DE INFORMACIÓN’